Cultura empresarial brasilera

 

La gran apertura económica de Brasil a las inversiones extranjeras hace de este país un terreno formidable para la realización de todo tipo de negocios. Pero para concretar acuerdos y realizar reuniones de forma exitosa con empresarios brasileños, es indispensable conocer su cultura de negocios. El panorama cultural de Brasil, con su mezcla de influencias y su variedad de tradiciones, puede ser un desafío para los ejecutivos extranjeros, pero sin duda puede significar una grata experiencia de intercambio. Algunas variables a tener en cuenta serían:


1. Los brasileños son, en general, personas abiertas, que gustan de entablar lazos sociales y disfrutar de amenas reuniones. Los desayunos o almuerzos de negocios pueden extenderse, por tanto, durante algún rato tras la concreción de los aspectos estrictamente empresariales. Fieles a su cultura gastronómica, no falta el café en los encuentros de negocios. Siempre conviene dejar algunas horas de intervalo al cerrar dos reuniones el mismo día, por si la primera se extiende más de lo planeado.


2. La cultura de negocios de Brasil tiene en las relaciones sociales un componente sustancial. Cultivar los vínculos y fortalecer la confianza es clave para establecer negocios con empresarios brasileños. Trabajar con personas confiables es tan importante que, de hecho, muchas compañías están integradas por miembros de la misma familia.


3. La importancia que tienen las relaciones de confianza para los brasileños hace que se indispensable establecer contactos telefónicos previos a la realización de la reunión. Difícilmente un empresario brasileño acceda a un encuentro solo a partir de un contacto online. Antes de concretar cualquier negocio, los brasileños deben conocer a la persona y entablar un diálogo directo. Lo mismo ocurre con los productos: ninguna empresa accederá a comprar nada sin antes haberlo evaluado personalmente.


4. Los procesos de negociación suelen ser más lentos que en otros países debido a esa necesidad de fortalecer la confianza antes de efectuar cualquier acuerdo. Es frecuente que los brasileños no aporten demasiados datos al comienzo: para obtener respuestas certeras es necesario que el vínculo sea sólido. Las técnicas de presión o las actitudes de arrogancia no funcionan en este proceso.


5. Las empresas brasileñas tienen una estructura jerárquica muy definida. La decisión final de cualquier proceso comercial es tomada por la persona con cargo superior en la empresa o en el área con la que se está negociando.


6. En cuanto a los idiomas, el inglés no es el más frecuentemente hablado entre los brasileños. Hable en español de forma clara y despacio y estarán en capacidad de entenderlo, aunque es un apreciable gesto de cortesía hablar en portugués, especialmente si usted está vendiendo un producto o servicio.


7. Si bien el pueblo brasileño es conocido por su informalidad, el sector empresarial se preocupa por la moda y el buen aspecto. Es fundamental vestirse de manera seria y conservadora para todo tipo de reunión.


Para las empresas que tengan claro que quieren entrar en el mercado brasileño, en cada planificación estratégica de expansión, búsqueda de socio estratégico o inversor local o comercializar sus productos y servicios, es vital contar con el asesoramiento profesional de expertos en implantar, planificar o adaptar el modelo de negocio de su país/ región a Brasil y llevar todo el seguimiento y control de estas funciones y estrategias. Sólo por esta vía se garantizará el éxito de la aventura brasileña.

 

 
Revista Fusao

 

Afiliados
  • Alupar
  • AR
  • Artecola
  • Aviatur
  • Camargo Correa
  • Compensar
  • Efe Ese Consultores
  • Embajada del Brasil
  • Eurofarma
  • Figamma
  • Furukawa
  • G100Americas
  • Incolbest
  • Intertug
  • ISA
  • Michelin
  • MPabogados
  • Petrobras
  • Philippiprietouria
  • Renault
  • Grupo Riosur
  • Scania
  • TerraBrasis
  • TNS Solution
SlideShow Pro Module v2.0 by JT